Loles. En el cursillo comprendí que tengo una familia inmensa: La Iglesia

En este cursillo comprendí que tengo una familia inmensa, la Iglesia

Desde que prácticamente tengo uso de razón siempre he escuchado a mi madre hablar del cursillo y como a ella le cambió, diciéndome a cada rato que era algo que tenía que hacer recordándome la cara de felicidad que tenía mí padre tras hacer el suyo hace unos años. Siempre he tenido la curiosidad de que es lo que se haría en cursillos para que cambie tanto a las personas y salgan desprendiendo esa felicidad y alegría, pues bien, pueden ser solo charlas, pero el Señor se hacía presente en cada una de ellas, los momentos de reflexión con los compañeros te hacen ver que el Señor no nos abandona, que siempre está ahí y que lo único que tenemos que hacer es saber mirar y quitarnos la venda de la rutina a la que la sociedad de hoy en día nos lleva con tanto frenesí, preocupándonos solo de cosas superficiales y materiales que nos terminan haciendo estar vacíos.

En este cursillo no solo conseguí llenarme de la gracia de Dios que tanto necesitaba y sentirme plena, sino que tras mucho tiempo comprendí que mi familia no son solo los miembros de parentesco sanguíneo, sino que soy realmente afortunada porque tengo una familia inmensa, LA IGLESIA; todos somos hermanos y vivimos y compartimos todos estos momentos de luces y sombras los unos con los otros. Dios nos ha hecho el mayor de los regalos: estar todos juntos y tener una enorme familia bajo su manto y su gracia. Esos subidones de adrenalina y felicidad cuando te das cuenta que todos estamos juntos y que compartimos y queremos lo mismo, esos momentos de cantar y bailar, esos momentos de llorar y reír con personas que conoces de hace un solo día y que ya forman parte de ti; desde luego es algo mágico descubrir todo lo que el Señor nos ofrece y como nos llena.

Simplemente para terminar quiero agradecer a todos los que me han llevado a lo largo de mi vida por el camino de Dios, y a mis padres por apoyarme en cada momento y junto con Dios hacerme la persona que soy hoy en día. DE COLORES.

Loles.

Comparte tus opiniones

Comentarios

  • Rosa Bujalance Varo
    30/11/2018

    Que inmensa alegría el leer tu testimonio y que el Señor me haya regalado el vivirlo en tu cursillo juntas . Que el Señor te bendiga y te lleve siempre por este camino , un abrazo y de colores mi Loles.

Dejar un comentario: