#

Emilia: Descubrí al Señor en la Eucaristía.

Mi experiencia en Cursillos de Cristiandad ha sido fruto de una búsqueda constante al significado y misión de mi existencia y armonía pura de mí ser “Amor de Dios”. No lo puedo describir con palabras ni demostrarlo, pero Dios me eligió (como dice la cita de San Juan 15-16), y me invito a un encuentro entre su corazón y el mío. Me mostró y descubrí el AMOR. Amor puro, sincero, infinito…Lo descubrí en la Eucaristía.

Soy afortunada por tenerlo en mi vida porque sé que no camino sola, que enfrenta conmigo desafíos y dificultades, y porque en Dios todo es consuelo, esperanza y misericordia.

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: