#

El Hogar Renacer.

La vinculación con el MCC de Córdoba.

A mitad de los años 70, Caritas de Andalucía, solicitó a sus Delegaciones Provinciales que realizasen un estudio relacionado con el Alcoholismo. Al mismo tiempo, se solicitó la puesta en marcha de un programa de ayudas a las personas que sufrían dicha enfermedad. En la Delegación de Córdoba se asignó para dichos trabajos a Sor Agustina, una hija de la Caridad. Como profesional médico que estuviese al cargo se recurrió a Don Pedro Muñoz Gómez que colaboraba en esos momentos con la obra de “Jesús Abandonado”.

El programa comenzó con un grupo de enfermos en los locales de dicha obra, en la calle Ambrosio de Morales y posteriormente en el Club Santuario del Barrio de la Fuensanta. Fue entonces cuando, con la ayuda a una “Reunión de Grupo” del MCC, se comienza a funcionar el primer grupo de Enfermos alcohólicos. El éxito del grupo hizo que la demanda de plazas aumentase rápidamente.

Fue mucho el trabajo realizado por este grupo de seglares que fue dando fruto, haciendo que se incorporarán al proyecto nuevos enfermos y familiares. En 1982, ante la necesidad de instalaciones más amplias y tras una larga búsqueda de entidades colaboradoras, CAJASUR cedió unos locales en la Avenida del Corregidor, que se venían utilizando como comedor universitario. La adecuación del sitio se pudo llevar a cabo gracias a la ayuda económica conseguida por parte de un gran grupo de personas muy ligadas al movimiento de Cursillos. Al mismo tiempo, el grupo pasó a convertirse en la “Asociación Cordobesa de Alcohólicos Rehabilitados”, ACALI. Siendo su primer presidente, Pedro Muñoz. En 1985, un equipo del MCC de Córdoba se desplaza a Cádiz para impartir un Cursillo de Cristiandad. Allí se encontraron que 4 de los cursillistas eran adictos a la heroína. Todo esto hizo que se planteara un nuevo reto como cristianos. Una nueva actividad orientada a la ayuda a la drogodependencia.

En 1986, y ya con la experiencia contraída durante ese año, se funda la asociación “Arco Iris”. Dirigida a la rehabilitación de drogodependientes que requerían una atención distinta a los propios enfermos alcohólicos. Esta asociación pasó a dirigirla D. Alfonso Fernández Zamorano. Nuevamente, ante la necesidad de cualquier tipo de ayuda, fueron de nuevo los Cursillistas quienes se hicieron cargo de sus necesidades, colaborando tanto con su trabajo personal, como con la captación de recursos económicos. Por aquel tiempo Pedro Muñoz detectó que muchos pacientes necesitaban una atención especial que no se estaba realizando. Para lo cual se tuvo que poner nuevamente a trabajar siempre bajo la colaboración estrecha del Movimiento de Cursillos de Cristiandad. Fue entonces el obispo, Monseñor Infantes Florido, quien cedió de la Diócesis la casa parroquial de Nuestro Jesús del Huerto, con sus terrenos adyacentes, todos ellos en precario, situado en el barrio de los Olivos Borrachos.

En el año 2003 y dentro de la proyección apostólica se firmó con Monseñor D. Francisco Javier Martínez, la fundación Hogar Renacer. En ella, el respeto por las creencias e ideologías de cada persona ha sido máxima. La proyección apostólica del Hogar Renacer, desde su fundación, es total y siempre se ha trabajado a la luz del Evangelio.

BIZUM: Código 33499

Transferencia a nuestra cuenta de CajaSur: ES36 0237 0210 30 9163216807

Transferencia a nuestra cuenta deLa Caixa. ES52 2100 8713 7723 00031133

Importante: Al hacer un donativo te desgravas el 80% hasta los primeros 150€ y a partir de esa cantidad el 35%.

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: