Vía Crucis en la casa de San Pablo

El Viacrucis lo comenzamos en la capilla con la asistencia de unas cien personas. Fue un precioso ratito de oración haciendo el recorrido habitual por dentro y fuera de nuestra casa de San Pablo.

Las estaciones fueron leídas por diferentes personas y nuestro Cristo llevado a hombros por personas que voluntariamente quisieron tener ese privilegio. Al final de las estaciones 4° y 13°, una joven del grupo de pastoral gitana que nos acompañaba, entonó unas saetas que a todos nos emocionaron y  sobrecogieron.

Fue un Viacrucis muy vivido por parte de todos los asistentes a nuestra casa de San Pablo.  Cada estación del Vía Crucis nos hace caer en la cuenta de cómo vivimos y que hacemos o dejamos de hacer en nuestras vidas.

Escuchando cada estación sientes la soledad y el dolor que sintió el Señor y que todo lo hizo por su infinito amor. Te Alabamos Cristo y te bendecimos que por tu Santa Cruz redimiste el mundo y a mi pecador !!!

Comparte tus opiniones

Comentarios

  • Yolanda Muñoz Ocaña
    04/04/2018

    Fue un verdadero regalo!! Momento de oración profunda muy íntima y a la vez compartida, que nos abrió la puerta a la semana más grande de nuestra fe. Momentos de privilegio de nuestra comunidad del Movimiento de Cursillos en Córdoba

  • Carmen Caliz
    04/04/2018

    Tuve el honor de ser una de esas personas que portaron la Cruz y poder compartir esos momentos en esa casa tan especial y con personas tan especiales. Gracias Señor por permitirme formar parte de todo esto .

  • Cristóbal Salazar flores
    04/04/2018

    Pues es la primera vez en mi vida que e hecho un Via Crucis, sinceramente vive momentos muy bonitos donde prestaba atención a las lecturas de todas las estaciones, además pude compartir con parte de mi familia esos momentos tan emotivos ,bonitos y cercanos a Dios,,.
    Especialmente lo viví con mi hija de mi alma que me hizo feliz al querer estar conmigo en el Vía Crucis,,también viví el momento mágico de llevar un ratito la cruz de Jesús que aunque no pesaba si me emocione al sentir el peso de mis pecados durante tantos años y el peso y dolor que Jesús soporto por todos nosotros.
    Me sentí orgulloso de mis hermanos del 1084 que vivimos juntos este Vía Crucis,,para mí fue muy especial para día a día.

  • Andrés Prieto
    04/04/2018

    Para mi fue un momento muy especial, he asistido otros años a Via Crucis, pero este de éste año con mis compañer@s del Cursillo 1084, ha sido una experiencia muy enriquecedora y gratificante y además tuve la magnifica oportunidad de poder “portar” la Cruz en una de las estaciones, el recorrido por el exterior de la Casa ha sido muy emotivo para mi..Bendito sea el Señor que nos permite vivir estos momentos tan especiales y en la Semana Santa.

Dejar un comentario: