Lema del curso 2017/2018: “SALIR… SEMBRAR… CUIDAR…”

Llamados a SALIR, a dar el paso, a ponerse a la intemperie, a caminar por terrenos no desbrozados, como actitud vital, no dejando nuestra tienda para instalarnos en otra, ligeros de equipaje para el camino, al aire del Espíritu, y salir no por nuestras fuerzas solo, sino como respuesta a una llamada, para ponerse en camino al paso de Dios.

Para SEMBRAR primero a dejarse sembrar, porque no se puede dar lo que no se tiene; preparar nuestro terreno y acoger la semilla, la semilla de Dios, y asumir nuestro fruto, de la variedad que el Señor quiera y en la cantidad que el Señor quiera…

Y una vez sembrados, SALIR A SEMBRAR, Sembrar a Dios; con creatividad, con una propuesta positiva del Evangelio, con lenguajes y gestos nuevos, al estilo de Jesús, buscando caminos para llegar a cualquier lado, a tiempo y a destiempo.

Una vez sembrado, tenemos que CUIDAR: cuidarnos a nosotros mismos para poder seguir saliendo, sembrando y cuidando, y cuidar a las personas que el Señor pone en nuestro camino; ¡y cuidar implica animar, ayudarnos a crecer, dar seguridad, corregir y dejarnos corregir, dedicarnos tiempo, del que tenemos y del que no tenemos!!!

Sin caer en la tentación de querer recoger: cuidar no es cosechar; el cuidado implica mucha paciencia, serenidad, asumir el crecimiento en lo escondido, sabiendo que acompañamos procesos que a veces no son visible a los ojos humanos pero que laten de vida y que darán su fruto en el Señor.

#AñoDeLaAmistad

Comparte tus opiniones

Sin comentarios

Dejar un comentario: