Secretariado Diocesano

   El Secretariado Diocesano es el órgano de dirección y decisión del MCC a nivel local, y es el encargado de ser fiel a la identidad del MCC, conforme a su mentalidad, finalidad y método, velar por el recto funcionamiento de la Escuela, y programar y realizar los cursillos que se desarrollen durante el curso.  

   Está constituido por un grupo de sacerdotes y laicos a quienes el obispo confía la responsabilidad de la promoción, el desarrollo y la adecuada dirección del Movimiento en la diócesis.  

   El Secretariado Diocesano es, al mismo tiempo:  

-Autoridad delegada por la jerarquía para cumplir con la responsabilidad encomendada.  

-Estructura de servicio, encargada del buen funcionamiento del MCC.  

   La estructura del MCC en cada diócesis y su desarrollo están determinados por las necesidades, posibilidades y el nivel alcanzado por el Movimiento en cada lugar.  

   En la diócesis de Córdoba, para conseguir una mayor operatividad, el Secretariado se organiza en estructuras de servicio, a varios niveles, de mayor a menor: áreas, vocalías y servicios.  

   El organigrama es el siguiente:  

Hay un EQUIPO SACERDOTAL, formado por Consiliario, Viceconsiliario y Asesor Espiritual. Se encarga de la formación y dirección espiritual del MCC en la Diócesis.  

En el equipo seglar hay cuatro cargos “fijos”, como son: Presidente, Vicepresidente, Secretario y Tesorero.  

Las áreas se encargan de aspectos concretos del funcionamiento del MCC:  

- Área Doméstica: Se encarga de todo lo relacionado con el mantenimiento de la casa de San Pablo, para que esté siempre disponible y a punto para cada cursillo. Se organiza en una Vocalía, y en varios servicios: Vocalía de Casa, servicio de mantenimiento, servicio de cesiones de la casa y servicio de compras.  

- Área de Actos Extraordinarios y Vida Comunitaria: Responsable de la organización de todas las actividades extraordinarias que se organizan durante el curso, así como de velar por la comunión y la integración de todos los miembros de la Escuela de responsables, promoviendo actividades que favorezcan el conocimiento y la unión en la Escuela. Se organiza en dos vocalías: Vocalía de Vida Comunitaria y Vocalía de Actos Extraordinarios.  

- Área de Cursillos: Se encarga de la organización de los equipos y las cocinas para la celebración de los Cursillos, así como de su seguimiento y evaluación una vez que éste finaliza. Tiene dos vocalías: Vocalía de Cursillos y Vocalía de Cocinas.  

- Área de Comarcas: La Escuela del MCC en Córdoba tiene tres subsedes, una en Córdoba capital, y dos en la provincia, con objeto de promover y favorecer la asistencia y la participación de los Responsables de Escuela en su formación. Esta área se encarga de organizar y atender las Escuelas Comarcales para que trabajen en el mismo programa de la Escuela de Córdoba. Se estructura en dos vocalías, atendiendo a las dos zonas geofráficas donde existen escuelas: Vocalía de la Sierra y Vocalía de la Campiña.  

- Área de Escuela: Esta área tiene como misión principal organizar el funcionamiento de la Escuela de Responsables a los largo del curso, velando para que se de un crecimiento en santidad, en comunión y en formación. Desde esta área se realiza la programación y organización de las sesiones de escuela con temas de formación, tanto general como específicos del MCC, promoviendo la formación espiritual de los miembros de Escuela. Además hay una vocalía dedicada específicamente a la formación de nuevos Responsables de Escuela. En esta área hay dos vocalías: Vocalía de Espiritualidad y Vocalía de Preescuela.  

- Área de Inserción Diocesana: Responsable de la presencia del MCC en la Diócesis, tanto por medio de la atención a los grupos existentes relacionados con el MCC como por la relación y comunión con todas las realidades eclesiales presentes en la diócesis: parroquias, asociaciones, movimientos, hermandades y cofradías, etc. Tiene dos vocalías: Vocalía de Relaciones Eclesiales y Vocalía de Grupos.  

- Área de Medios de Comunicación: Se encarga de la presencia del MCC en los medios de comunicación, tanto eclesiales como extraeclesiales. Igualmente se encarga, como medios propios, del mantenimiento de la página web y de la publicación de la revista de difusión interna en la Escuela “Cuarto día”.